Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


Arraigada hasta las entrañas entre el público centennial y los nativos digitales, TikTok cuenta ya con 500 millones de usuarios. Y aunque te puedan parecer muy alejados de los 1.500 millones de personas que aún inician sesión en Facebook de manera diaria, la progresión de esta aplicación indica que que se convertirá en la absoluta reina de las redes sociales en un par de años. Pero para que no nos vuelva a coger con el pie cambiado como cuando Instagram añadió los stories y nosotros los abrazamos de una manera rudimentaria, deberíamos ir conociendo a la élite patria de esta app.

Creadores digitales que por poco superan los 20 años (por no decir que algunos no cumplieron la mayoría de edad). Expertos en locas transiciones. Maestros de los vídeos de 15 segundos. Especialistas en el slow motion. Eruditos de los playbacks. Así son las nuevas estrellas y este es su día a día.

?Cuando los fans salen del colegio es brutal. Vivo en una zona rodeado de varios y si voy por la calle a las 5 de la tarde es una locura?

Jan Cutillas (Barcelona, 1997) y Jaime Silva (Huelva, 2000) pasean por Madrid y, de repente, se topan con una especie de exhibición de caballos a la que han acudido varios colegios con sus respectivas excursiones. Como en una escena beatleiana de ?A hard day´s night?, la chavalería identifica a los dos tiktokers y el caos y los gritos se apoderan del lugar. Ambos creadores, estoicos pero algo agobiados, tienen que lidiar con esta fama puramente digital y aceptar la petición masiva de fotografías, alaridos fanáticos y vídeos. Mientras tanto, las profesoras no paran de avisar a sus alumnos: ?¡u os portáis bien, o no hay foto!?.

En Xataka 500 millones de usuarios activos y subiendo: la historia detrás de Tik Tok, la red que puso al mundo a bailar

Con más de un millón de seguidores en sus respectivas cuentas de TikTok, Jan y Jaime son parte de la punta de lanza de la red social que asoma a next big thing. Ambos vivieron esta secuencia de encuentro casual con parte de su fandom y Silva lo cuenta entre risas. Sin embargo, igual que pasa con esa parte de la población que vive ajena al universo expandido de Mediaset (de ?Sálvame? a ?GH? pasando por ?MHYV?) y no entiende ese tipo de fama, esta aplicación rupturista y totalmente generacional está produciendo la siguiente corriente de ídolos sin que nos demos ni cuenta.

TikTok, antes conocida como Musical.ly, no es más que una red social de carácter creativo en el que puedes publicar vídeos de 15 a 60 segundos. Su valor diferencial respecto a otras aplicaciones radica en la vasta biblioteca de audios y pistas de sonido que ofrecen a los usuarios. De alguna manera, la posibilidad de hacer un playback con el último hit de Miley Cyrus ha tocado alguna tecla emocional entre las generaciones más jóvenes. Desde preadolescentes de 14 ó 15 años a centennials que apenas superan los 20. Y lo que al principio se reducía básicamente a cantar o bailar ante la cámara como si fuera una versión ?Black Mirror? de ?Menudas estrellas? o ?La voz?, ya ha bifurcado en una cantera de cómicos que han rejuvenecido y reducido el formato sketch a la mínima expresión temporal.

Esta actualizada interpretación de la comedia no tiene al ?Saturday Night Live? o a los Monty Python como fuentes de inspiración. Ni siquiera a los chanantes. Es puramente autoreferencial y se nutre de los propios creadores de contenido que surgieron y se incubaron en la propia TikTok. Como ejemplo máximo de su capacidad disruptiva, a los jovencísimos usuarios que habitan en la app no les interesa ni siquiera mirar a la corriente mainstream de videocreadores que pueblan YouTube (la indiferencia también funciona en el sentido contrario).

Cuando preguntamos a los propios Jan Cutillas y Jaime Silva por sus referentes, Jan apunta a tiktokers anglosajones como ?Juanpa Zurita, Christian Delgrosso, Lele Pons o Brent Rivera?. Fuera de la plataforma, Silva desliza nombres como ?Alex Aiono, un cantante que sube covers y hace las bases con su piano?.

Estas celebrities del new age, junto a las temáticas sobre las que oscilan los chistes de los tiktokers, aumentan la brecha generacional entre los usuarios de la aplicación y los mayores de 25 años. Preguntado Jan por la comedia que genera en TikTok, este catalán que ha estudiado producción musical fija sus premisas en ?situaciones cotidianas? que le ?pasan en clase o en casa?, hasta llevarlas a ?un punto más exagerado? que le transportan a escribir un guión.

?Dentro de musical.ly había sonidos de pelis y series, entonces yo las representaba haciendo playback. En pocas semanas me destacaron un vídeo y comencé a subir de seguidores bastante rápido. Así seguí progresivamente hasta ahora. El éxito no llegó de un día para otro, pero sí que a partir de ese vídeo destacado fue un punto clave para que yo siguiera subiendo contenido y me animara?.

Por su parte, Jaime Silva fija sus bisoños inicios cuando apenas contaba con 15 años y motivado por las pulsiones musicales que trascienden de TikTok: ?Vi algunos tiktoks de famosos internacionales como Loren Gray o Lisa and Lena que son de la época de Musical.ly y me gustaban muchísimo. Luego me dio por subir mis propios vídeos y se celebró un campeonato: Muser Battle. En él había tres categorías (canto, baile y transiciones) y me presenté. Los tres que tuvieran más likes se iban a la final de Barcelona. Yo me presenté sin tener seguidores ni expectativas pero un vídeo lo petó un poco y con otro quedé cuarto. La que consiguió el tercer puesto no pudo ir, así que acudí yo y al final quedé segundo de España?.

El punto más videoclipero y musical de Jaime Silva se cruzó en algún momento con el estilo


¿Te gustó la nota?


Fuente: www.xataka.com
Compartir Compartir Twittear