PUBLICIDAD

La rumana y primera clasificada mundial, Simona Halep, admitió hoy que no le gusta recordar su final del año pasado en el Abierto de Australia, en la que perdió frente a la danesa Caroline Wozniacki por 6-7(2), 6-3 y 6-4, porque "fue un momento muy doloroso".

"La última ruptura que decidió el partido me rompió emocionalmente un poco en ese momento pero ahora conozco cómo puedo manejar la situación mejor", argumentó.


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.efe.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear