PUBLICIDAD

Intensa sesión con balón del Atlético en San Rafael, en la que el técnico realizó ejercicios de basculación e hizo un partidillo a casi campo completo, el primero.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



El de los viernes por la tarde, suele ser siempre uno de los mejores entrenamientos del Atlético en la pretemporada en San Rafael. Con Lodi y Saponjic, ausentes por la mañana, pero sin Kalinic, que volvió ausentarse de la sesión vespertina del Atlético, con entrenamiento individualizado y alternativo, por repartir cargas de trabajo, según el club. Después por 'esa oficina' también pasarían Lemar y Camello: estirando con los ayudantes del Profe en la banda mientras se jugaba el partidillo . Uno de los mejores y más enriquecedores. Nada de físico, todo de táctica, puro Cholo. Y con dos charlas para finalizar. Primero con Saúl, después con Lodi, todo lo que había pasado en las dos horas anteriores lo explicaba. 

Quería el entrenador que corriera el balón y regó el césped hasta tres veces. La primera parte de la sesión, calentamiento con aparatos del Profe, fue la única que hizo Oblak, también con reparto de cargas, después el técnico trabajó la basculacion, con un sistema 4-4-2, y las posiciones duplicadas durante más de veinte minutos. Después, el balón, con la voz de Simeone moviendo a sus jugadores y casi también el balón. Un partidillo. La teoría llevada a la práctica. Y un objetivo: Lodi.

Charla con Saúl y Lodi

Toda la basculación y el partidillo fue como una clase particular para el brasileño y la intención de interiorice los mecanismos defensivos. Le corregía también German Burgos, Adan, Saúl. ?Ordénate?, ?cerrá Lodi?. Una y otra vez. Era el lateral zurdo del once titular elegido por el Cholo formado por Adán; Solano, Savic, Felipe (muy bien, destacó a la hora de corta balones, expeditivo), Lodi; Koke, Llorente, Saúl, Joao; Morata y Costa. La manera, quizá de la que a Simeone, le puedan entrar tantos imprescindibles. Saúl, Koke, Costa, Morata (combinan los dos últimos bien, se entienden).

Fue el equipo que ganó el partidillo, con pase de Lodi y gol de la Bestia, que está finísimo (como Vitolo, físicamente descomunal, y con balón también, grandísima pretemproada). Simeone seguía encima, bajo su gorra negra, de Joao (al que corrigió y también felicitó por una acción; se apaga a la izquierda, no encuentra salida, mejor cuando el Cholo le ubica en el centro, por detrás de los puntas), de Saúl (le pedía menos toques, sacar antes el balón a banda) y Lodi. Cuando el cuerpo técnico sacó las colchonetas, Simeone tuvo una pequeña charla con Saúl y después otra con el brasileño, y muy larga además, de unos ocho minutos. Gesticulando, haciendo movimientos, departiendo. Los laterales son una parte fundamental en su esquema. 

¿Te gustó la nota?



Fuente: as.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear