PUBLICIDAD

"No quiero casarme y entrar a formar parte de una familia que podría discriminar a mi hijo. Quiero mucho a mi prometida, pero mi hijo siempre estará primero", dijo el hombre.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



Los padres siempre deberían amar sin límites a los hijos, y también deberían anteponerlos sobre todas las cosas. Sin embargo, a veces ocurren algunas circunstancias que lo complican y dejan a los adultos entre la espada y la pared.

Tal como sucedió con este hombre, que publicó en Reddit una triste historia en búsqueda de consejos.

Resulta que pronto se casará con su prometida, pero surgió un problema que no habían previsto. El hijo de él es gay y asistirá a la boda de su padre con su pareja. Sin embargo, la novia se niega a que eso suceda, todo porque sus padres son «religiosos y conservadores».

Pixabay Eso sin duda podría acabar con años de una hermosa relación entre el chico y su padre.

Es que toda la vida han estado unidos, sobre todo cuando a los 14 años su hijo se atrevió a contarle que era homosexual. Obviamente el padre de 37 le brindó todo su apoyo e incluso acogió como un hijo a su pareja, con quien sale desde los 18 años.

Si bien a la novia del hombre no le influye en absolutamente nada que su hijo sea homosexual, sí le pidió que no asistiera a la boda con su novio, pues no quería que su familia se enterara de que el chico era homosexual y así evitar posibles conflictos.

Pero entonces ambos terminaron discutiendo.

«Me niego a pedirle a mi hijo que vuelva a ?meterse en el armario?. ¿Qué sucederá en un futuro?, ¿Y si mi hijo se casa?, ¿Querrá que mi hijo y su marido no acudan a ningún evento familiar?. Es mi hijo, será mi padrino de bodas y sería injusto negarle que pueda llevar a su pareja porque la familia de ella tiene un problema con la gente homosexual» reflexionó el hombre a través de la red social.

Pixabay

Sin embargo, según sus palabras, cuando le manifestó a su prometida todas esas preocupaciones, ella terminó enfadándose muchísimo e incluso lo trató de egoísta, pues ella quería un día perfecto y «nada» le costaba a su hijo no estar con su pareja por una sola noche.

«Le dije que era inaceptable y que no le iba a pedir a mi hijo que no trajese a su novio. También es mi boda y quiero que su novio esté allí» aseguró.

Si bien ella dejó de hablarle durante todo el día y el tema no ha vuelto a salir a la luz, este admirable padre está pensando en cancelar la boda. «No quiero casarme y entrar a formar parte de una familia que podría discriminar a mi hijo. Quiero mucho a mi prometida, pero mi hijo siempre estará primero» dijo.

Pixabay

Y entonces, cuando buscó el apoyo de su hermano, se encontró con la misma respuesta de su novia. Por eso finalmente decidió preguntarle a desconocidos, que pueden ser mucho más objetivos en sus respuestas y sin ningún tipo de interés. Fue allí donde se dio cuenta de que estaba actuando correctamente.

Miles de usuarios le dijeron que lo apoyarían tomara la decisión que tomara, y la gran mayoría lo aplaudieron por defender a su hijo por encima de todo. Además le sugirieron que le pidiera a la familia de su prometida que dejara la intolerancia de lado por «un día».

Otros, en tanto, fueron más drásticos y le sugirieron cancelar la boda, sobre todo por si alguna vez tenían un hijo y éste confesaba ser homosexual.

Y tú, ¿qué opinas al respecto?

¿Te gustó la nota?



Fuente: www.upsocl.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear