PUBLICIDAD

Llegar a la mediana edad, que oscila entre los 50 y 65 años, significa frenar ciertos deportes que se hacían de más joven, adoptar otros de menor impacto y tener mayor precaución con acciones cotidianas. El traumatólogo Jaime Moyano, del Hospital Metropolitano de Quito, considera que las afecciones más frecuentes en esta etapa son el dolor lumbar, lesiones traumáticas en las extremidades, y problemas degenerativos como la artrosis.


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.eluniverso.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear