PUBLICIDAD

A caballo entre la efervescente placidez del instituto y el frío mundo laboral se encuentra la universidad, un camino que deciden recorrer miles de alumnos cada año. Este periodo de la vida constituye todo un reto y a más de uno se le acaba haciendo bola, pero lo "peor" viene después: la salida de la universidad al mundo laboral supone para muchos una bofetada de realidad. Aunque sucede en muchas carreras, hemos acotado este pequeño especial al mundo de la informática y la programación.

Hemos charlado con cinco ingenieros informáticos que ya salieron de la universidad hace unos años y emprendieron su camino, llegando a convertirse en referentes del sector en España. ¿Está bien orientada la carrera? Esto es lo que opinan los profesionales.

Breve presentación de los profesionales

Antes de empezar nuestra entrevista, procedemos a presentar a quienes han decidido aportar su visión en esta reflexión sobre la informática en base a su experiencia como estudiantes y su desempeño profesional.

Bernardo Quintero es el fundador de VirusTotal, una web que analiza gratis archivos y páginas web, recientemente adquirida por Google pero que siguen trabajando desde Málaga.

Alicia Asín es cofundadora de Libelium, una empresa especializada en el Internet de las Cosas. En 2018 ganó el premio de mujeres innovadoras de la Comisión Europea por su labor al frente de la multinacional zaragozana.

Lorenzo Martínez es el CTO y fundador de Securízame, una empresa especializada en informática forense y seguridad que ofrece servicios de formación a profesionales.

Tamara Hueso es ingeniera informática especializada en Ciberseguridad, actualmente trabajando en la consultora Deloitte.

Para terminar, Juan Lupión es CTO de The Cocktail, una compañía que ofrece servicios de consultoría en transformación digital para grandes empresas. Hechas las presentaciones, es momento de hacer las preguntas.

Cómo es la asignación de tiempo hacia las tendencias del mercado

¿Está bien ajustado el tiempo en que la universidad incorpora a la enseñanza las tecnologías y tendencias que funcionan en el mercado?

Alicia Asín: "En mi caso, aprendí a programar en ADA y #C. Entiendo que la Universidad se centra en enseñar paradigmas de programación en vez del último lenguaje demandado con la premisa de que sabiendo las bases se puede aprender cualquier cosa, pero también pienso que si esto se hiciera con la tecnología que usan las empresas, los informáticos serían más plug and play en las mismas una vez terminada la carrera."

Juan Lupión: "La sensación que tiene el alumno es que no, pero la función de la Universidad no es esa, que correspondería más a los ciclos formativos de formación profesional. La función de la Universidad debe ser formar a los alumnos para avanzar el estado del arte de la materia en cuestión, por eso la enseñanza universitaria en tecnología trata de abarcar todo el espectro del conocimiento básico.

"Recuerdo una anécdota con un profesor de la Universidad de Málaga de la asignatura de Algoritmos y Estructura Formales de Datos, que ante una pregunta similar de un alumno respondió una frase demoledora: Este lenguaje de programación del que me hablas dentro de veinte años a lo mejor ni existe, pero las listas doblemente enlazadas seguirán ahí y por eso es por lo que las tenéis que aprender. El lenguaje de programación era Borland Delphi, muy de moda a mediados de los 90. "

Tamara Hueso: "Personalmente, considero que la carrera universitaria sirve para construir una base fundamental y donde es imposible profundizar en todo el temario. Si se profundizase a conciencia en todas las asignaturas, tecnologías y lenguajes de programación, la carrera duraría 10 años en lugar de 4-5. Considero que el tiempo de la carrera está bien ajustado pero no basta únicamente con eso. Debemos continuar nuestra formación una vez finalizada la carrera universitaria."

Considero que el tiempo de la carrera está bien ajustado pero no basta únicamente con eso. Debemos continuar nuestra formación una vez finalizada la carrera universitaria. Tamara Hueso, Deloitte

Bernardo Quintero: "Desde la empresa, pensando de forma egoísta, siempre nos gustaría que se diera más protagonismo a las tecnologías que estamos trabajando. Al mismo tiempo comprendo la visión de la universidad, el objetivo hasta la fecha es formar ingenieros con una base generalista sólida que les permita abordar con garantías su futuro profesional al margen de tecnologías y plataformas concretas. La virtud, como suele ser habitual, estaría en encontrar un punto medio. Se pueden enseñar las bases teóricas con tecnologías actuales, pero requiere un esfuerzo constante."

Lorenzo Martínez: "En las universidades no se enseña lo último, porque consideran que primero es necesario tener una base. No te enseñan a trabajar con el último Oracle, pero te enseñan a diseñar bases de datos en papel para que cuando las implementes sea algo consistente. Te enseñan cosas que no son tendencia pero que son importantes a la hora de hacer bases de datos. "

La ventaja competitiva (o no) de construir una base sólida de conocimientos

¿Qué valor le dais al "background" que proporciona el estudiar toda la teoría y fundamentos de la tecnología, es una ventaja competitiva aunque no se salga programando en el lenguaje que más demanda tiene en el mercado?

Juan Lupión: "Desde el punto de vista de la empresa el título académico garantiza esa serie de conocimientos básicos y una capacidad de aprendizaje del empleado (las titulaciones no son fáciles), pero esa condición ni es necesaria ni es suficiente: uno podría perfectamente convertirse en un profe


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.xataka.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear