PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Nadie en la historia ha podido ganar tres Champions con su actual formato de manera consecutiva salvo el Madrid (en realidad, son cuatro de las últimas cinco ediciones). Nadie en la historia ha podido ganar tres Mundiales de Clubes seguidos. Y ese es el reto que el Madrid tiene por delante en una temporada que no le está siendo nada positiva. Perdió el primer título de la temporada ante el rival de su ciudad, el Atlético de Madrid, y el mal arranque en la Liga le costó el puesto a Lopetegui. Pero el Mundial de Clubes puede ser la competición que le haga levantar el vuelo. Le tiene cogida la medida. Ganó la edición de 2014 en Marruecos. Entonces, se deshizo de un rival argentino, el San Lorenzo. Alzó también la de 2016. Ésta en Japón y ante el equipo Local, el Kashima, que está también presente en esta edición. Y, por último, la del año pasado, disputada en Emiratos Árabes, esta vez ante un equipo brasileño, el Gremio de Porto Alegre.

El Madrid tiene estos tres trofeos en sus vitrinas con el actual formato. Sólo el Barcelona tiene más (2006, 2009, 2011 y 2015). Es otro reto de los blancos, igualar a los blaugrana. En la antigua Intercontinental el Madrid también hizo historia al ganar las ediciones de 1960, la primera que se disputaba (a Peñarol), la de 1998 (a Vasco) y la de 2002 (al Olimpia de Asunción).

Nada tiene que ver este Madrid, de cualquier forma, con el que ganó las anteriores ediciones. La principal diferencia es que no está Cristiano Ronaldo. Se fue a la Juventus por 100 millones de euros y dejó un gran vacío en la faceta goleadora. En su lugar, para el ataque, vino Mariano, y Vinicius, que no contaba para Lopetegui y que aunque sí lo está haciendo con cuentagotas para Solari no es desequilibrante, todavía, a sus 18 años. El Madrid ha ido debilitando su plantilla en las últimas temporadas. De ella se fueron gente (aparte de Cristiano) como Pepe, James, Morata o Kovacic sin que se les buscara sustituto.

A cambio, y en lo que va de curso, ha habido noticias muy positivas. Todas provienen de la cantera y de los más jóvenes. Reguilón ha demostrado que Marcelo tiene un sustituto de muchas garantías. Y, por otro lado, Javi Sánchez ha dejado muy buena sensaciones cuando ha tenido la oportunidad de jugar e incluso ha adelantado a Vallejo en las preferencias de Solari cuando Ramos, Nacho o Varane están lesionados. Marcos Llorente ha irrumpido con fuerza en el último mes. Con todo, se sigue esperando a que sean Bale y Benzema los que puedan dar un golpe en la mesa en ataque.

Empezó su segunda temporada con el Castilla hasta que le llegó la oportunidad del primer equipo por la destitución de Lopetegui. El técnico vasco ganó seis partidos de sus primeros 14 y el argentino ganó seis de sus siete primeros. El club decidió darle primero el rango de interino. ?Es el técnico provisional?, decía el comunicado oficial con el que fue anunciado tras la marcha de Lopetegui. Pero ganó sus cuatro primeros partidos (ante Melilla, Plzen, Valladolid y Celta) y se ganó que el club le firmara hasta 2021.

Justo después de esa firma vino su primera derrota, ante el Eibar (3-0). Pero luego consiguió dos victorias de prestigio ante Roma y Valencia y se afianzó en el cargo. En este Mundial de Clubes tiene la oportunidad de ganar su primer título al frente del Madrid. Como jugador, con el Madrid, ganó dos Ligas, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes de 2002, el que se jugó ante el Olimpia de Asunción, final en la que entró en el 86 sustituyendo a Zidane. Pero aquello fue en Yokohama (Japón) hace ya 16 años.

A sus 33 años está en el mejor momento de su carrera. O lo estaba la pasada campaña en la que ganó su cuarta Champions con el Madrid (la tercera de manera consecutiva) y se plantó con Croacia en la final del Mundial de Rusia (perdió ante Francia). Pero en esa cita, Modric fue elegido Balón de Oro de la competición. Ese año glorioso le valió para ir ganando esta temporada los premios individuales más prestigiosos, como el The Best, el premio al mejor jugador de la UEFA y el Balón de oro. Ha habido unanimidad entre aficionados y profesionales del deporte rey.

Modric está empezando a dar su mejor nivel de la temporada después de que la pasada fuera agotadora para él. Al principio del ejercicio tuvo un conflicto con la directiva del Madrid porque forzó, para que le subieran el sueldo, con una oferta del Inter. Lo querían en el campeonato italiano pero él ya ha dicho que le gustaría ?terminar su carrera deportiva en el Madrid?. Las negociaciones para la renovación comenzarán en breve. Pero este Mundial de Clubes podría servir al croata, que tiene también mucho peso en el vestuario, para ganarse el aumento de sueldo definitivamente.

¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: as.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear