Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


Vemos bostezar a alguien y seguramente nosotros después también lo haremos. No solo nos ocurre a los humanos sino también a perros y chimpancés, según las investigaciones. Pero en el caso de los primeros, se contagian de nuestros bostezos, no de los de otros animales, recoge Infobae. 


¿Te gustó la nota?


Fuente: www.eluniverso.com
Compartir Compartir Twittear