PUBLICIDAD

El papa Francisco comenzó hoy los ritos de la Semana Santa con la misa del Domingo de Ramos en la plaza de San Pedro ante decenas de miles de fieles y criticó el triunfalismo que juzga siempre a los demás como peores o fracasados.

En la misa en la que se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el papa recordó que "de las aclamaciones de la entrada en Jerusalén se pasó a la humillación de Jesús" y "de los gritos de fiesta al ensañamiento feroz".


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.efe.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear