PUBLICIDAD

Hace un par de semanas el fenómeno de nostalgia retro que, por ejemplo, estamos viviendo en el mundo de los videojuegos con la NES Mini o la PS Classic, llegó de lleno al mundo del motor. El anuncio de un Seat 600 eléctrico dio mucho de qué hablar, aunque desde el principio se supo que no se trataba de un lanzamiento oficial de la marca española, si no de un reacondicionamiento de una empresa gallega que se dedica a convertir en eléctricos coches pequeños. Y, de hecho, de ahí viene su nombre: Little Electric Cars.

En el comunicado, Little Electric Cars avisaban de que su adaptación del Seat 600 se presentaría "mundialmente en Motortec", una feria de motor que se celebra estos días en Madrid. Y allí nos hemos ido para conocer más de cerca a este "pelotilla" (uno de los apodos más populares de este clásico), 100% eléctrico, eso sí.

El Little e601, en vídeo El burofax era cuestión de tiempo

Los responsables de Little Electric Cars nos dieron la bienvenida a su rincón en Motortec con una sonrisa y agradeciéndonos la visita, aunque tenían un disgusto encima: "justo ayer nos llegó un burofax de Seat avisando de que no podíamos usar el nombre Seat 600 ni tampoco el número 600 en nuestro modelo". La noticia les pilló preparando su stand en la feria madrileña y, claro, ellos habían venido con el nombre original de su coche: Little e600.

"Tuvimos que quitar cualquier rastro de Seat o de 600 en tiempo récord", nos comentaron. Eso implicó desde actualizar su web hasta colocar sutiles pegatinas como esta:

"Nosotros hemos hecho este proyecto con mucho cariño y, aunque lo entendemos, nos da mucha pena, pero tampoco queremos problemas. No sé si es que les hemos fastidiado algún tipo de plan que ellos tengan", nos explicaban sobre el burofax.

Seat ha solicitado que no se utilice la marca Seat 600, ni siquiera el número 600 en el modelo reacondicionado

Así las cosas, este clásico adaptado recibirá en el mercado el nombre oficial de Little e601. El que vimos en el stand será el primero, una edición exclusiva que será subastada próximamente, aunque la empresa no va a producir muchos más: sus planes son hacer una tirada de tan solo 25 unidades.

En Xataka Este hombre convierte coches de combustión en eléctricos: "Cualquiera con ciertos conocimientos sobre electricidad puede hacerlo" Sólo el kit eléctrico del Little e601 cuesta más de 30.000 euros

El vehículo tiene 150 km de autonomía, dos modos de conducción (eco y normal), dos modos de frenada regenerativa (seco y mojado), una potencia de 15 kw (equivalente a 20 CV) con picos de 30 kw (40 CV), una velocidad máxima de 100 km/h (similar a la del modelo original), un peso de apenas 700 kg y la opción de cargarse totalmente en unas dos horas con una corriente de 7,4 kW.

Con estas características discretas, Little Electric Cars tiene claro que no es un coche para el día a día: "es más para un paseo de vez en cuando y para recordar los años en los que el vehículo era el rey de las carreteras españolas", nos señalan.

Lo que se une al posible precio del e601. Como es lógico, no sabemos por cuánto se subastará la primera unidad, pero la empresa quiere empezar a vender el resto a partir del próximo mes de abril. ¿Precio de salida? No se aventuraron a decirnos, pero sí nos dieron algunas referencias: sólo el kit para "convertir" en eléctrico el coche cuesta más de 30.000 euros. Es decir, las baterías, los controladores y, en general, el cambio de powertrain.

A eso habría que sumarle la mano de obra. En este proyecto nos confirman que han trabajado unas 10 personas durante casi tres años. Además, hay que localizar y comprar el vehículo que se va a transformar. No debe haber muchos Seat 600 en buen estado en España (no olvidemos que es un coche que empezó a producirse a finales de los años 50). Y, por supuesto, el vehículo ha tenido que pasar todos los trámites de homologación y seguridad, que también tienen un coste porque, según nos asegura Little Electric Cars, el e601 está listo para circular sin problemas, ni miedo a multas ni sorpresas para pasar la ITV.

En otras palabras: la reaparición eléctrica de este clásico español no será barata, por lo que ese apelativo que recibió durante años como "coche del pueblo" parece que no podrá ser esta vez.

Cuerpo espartano con corazón eléctrico

Una cosa que nos llamó la atención es que han querido conservar la cantidad máxima de componentes originales, en sus palabras, "para mantener la esencia". El pomo de cambio de marchas, el retrovisor, el panel de instrumentos, la manivela para subir o bajar el cristal... todo lo que se ha podido es original. Hasta la pegatina de Vigo que tenía el coche en la luna trasera originalmente han querido dejarla puesta.

Es más, para consultar la autonomía que te queda no hay ningún tipo de pantalla digital en el interior del vehículo. Se están planteando hacerlo, incluso desarrollar una app para el móvil, pero en esta primera unidad habrá que mirar lo que nos queda de batería en el mismo panel de instrumentos original del coche y, concretamente, en la parte en la que pone con mayúsculas "gasolina". Paradójico, aunque tiene su punto.

No hay ni rastro de lo digital en este primer e601: incluso la autonomía la consultas en el panel original de gasolina

¿Y para cambiar de modo eco a modo normal? Hay que usar las propias palancas de dentro del vehículo y que originalmente servían para encender las luces, por ejemplo.

Por cierto, les preguntamos qué pasaría en caso de avería o de que haya que sustituir un espejo retrovisor o a


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.xataka.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear