Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


Andrés García (I) Por primera vez el Ecuador alberga las audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Este viernes, 8 de noviembre del 2019, se efectuó la ceremonia inaugural del 174 Periodo de Sesiones, en un contexto marcado por las recientes protestas en diferentes países de la región. El evento se realizó en el Swisssottel de Quito y reunió a autoridades del Gobierno, representantes del cuerpo diplomático, actores de la sociedad civil y de la academia. En el evento inaugural hubo dos discursos marcados. El primero lo dio Esmeralda Arosemena, presidenta de la CIDH, quien resaltó el deber de esa entidad para garantizar la búsqueda de la justicia y verdad para las víctimas. También habló de la importancia que recae sobre los Estados, de separar el análisis de los derechos humanos de cualquier discusión ideológica. ?Para todo Estado democrático es deber fortalecer el Sistema Interamericano de derechos humanos, como garantía para los ciudadanos en la consolidación de estado de derecho, la justicia y la convivencia pacífica?. La titular de la CIDH explicó que en este periodo de sesiones, que se extenderá hasta el 14de noviembre, se efectuarán audiencias con casos de 14 países. Mencionó que se analizarán temáticas diversas, como la situación de los derechos humanos de la población afro, lgbti, pueblos indégenas, personas migrantes, enfoque de genero en políticas públicas,entre otras cosas. Agregó que las sesiones en Quito forman parte de la decisión estratégica de la Comisión para acerarse a sus usuarios en la región, fortalecer actividades de protección, promoción y exigibilidad de derechos. Además, ratificó que, como parte de la práctica tradicional, no se discutirán ni decidirán casos o asuntos respecto al país anfitrión. Por ello no habrá audiencias de temas referentes a Ecuador. Después, intervino el Presidente de la República, Lenín Moreno, quien resaltó el acercamiento que ha tenido Ecuador con la Organización de Estados Americanos (OEA) y la propia CIDH, luego de una década de alejamiento. Al iniciar su discurso, sostuvo que el Gobierno financió la realización del periodo de sesiones de la CIDH. Y también dijo que entregó recursos a la Comisión de Seguimiento Especial de la Comisión Interamericana, que investigó el secuestro y asesinato del equipo periodístico de este Diario. A pesar de que Arosemena anticipó que en las sesiones no se tratarían temas de Ecuador, Moreno hizo un recuento de los hechos del paro nacional de 11 días. Habló de los daños a la Contraloría, las vejaciones que sufrieron miembros de la fuerza pública, los ataques a pozos petroleros, fuentes de agua, antenas, medios de comunicación, entre otros temas. Incluso, dio sugerencias para que el sistema de la CIDH mejore. También pidió que se consideren los derechos humanos de los miembros de los uniformados y de los ciudadanos que se vieron afectados durante el paro. ?Secuestraron policías, militares, les humillaron y les obligaron a desnudarse en público, si eso no es una violación de derechos humanos, tendrán que explicármelo de mejor manera porque me va a costar entenderlo?. Moreno repitió que hubo grupos infiltrados en las protestas que buscaron desestabilizar la democracia y fraguar un golpe de estado. Además, señaló que las movilizaciones indígenas no fueron del todo pacíficas. También se refirió al informe que deberá presentar la misión de la CIDH que visitó el país, para valorar la actuación del Gobierno durante el paro. ?Esperamos con ansiedad su informe; si hubo algún exceso, si la búsqueda de la paz social y el combate a los grupos violentos generaron errores o se afectaron derechos humanos, implementaremos las medidas legales correspondientes?, sostuvo. La presidenta de la CIDH adelantó que en las audiencias se tratará de oficio el caso de las protestas en Chile y la posible vulneración de derechos humanos. Las sesiones iniciarán a partir del lunes 11 de noviembre.


¿Te gustó la nota?


Fuente: www.elcomercio.com
Compartir Compartir Twittear