PUBLICIDAD

  Una fotografía de un niño de una familia pobre con el pelo y las cejas con hielo, después de[...]

PUBLICIDAD

 

Una fotografía de un niño de una familia pobre con el pelo y las cejas con hielo, después de tener que caminar hasta la escuela durante más de una hora a temperaturas bajo cero, ha llegado al corazón de muchas personas en China, reseña abc.es.

La imagen del niño, Wang Fuman, vestido con ropa fina y con las mejillas rojas por el frío, fue tomada en la escuela de primaria de Zhuanshanbao, en una zona rural de Zhaotong, en la provincia de Yunnan.

El niño había tenido que andar 4,5 kilómetros desde su casa al colegio, y fue un profesor de la escuela quien le hizo la foto al verle, tal como informa la web Thepaper.cn.

La fotografía muestra al niño con el pelo congelado y con la cara propia de pasar mucho frío mientras sus compañeros de clase se ríen. La imagen se ha hecho viral en China, y ha sido compartida por muchos usuarios de redes sociales.

El director de la escuela ha asegurado que el camino que tiene el niño hasta el colegio es de una hora diaria: «La temperatura era de nueve grados bajo cero».

Wang es un «niño abandonado», un término usado en China para referirse a niños de familias pobres cuyos padres trabajan en ciudades fuera de casa. Él vive con su hermana mayor y abuela.

Muchos usuarios chinos de Internet han mostrado su compasión por este niñon y se han ofrecido a donarle ropa de invierno. Además, las autoridades locales en Yunnan y un fondo de desarrollo juvenil han lanzado un programa para dar ropa de invierno a Wang y otros niños de la zona.

¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.lapatilla.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear