PUBLICIDAD

El máximo responsable de un polémico santuario sintoísta de Japón ha decidido renunciar al puesto tras conocerse declaraciones suyas en las que critica a la familia imperial, según recogen hoy medios locales.

Kunio Kohori, de 68 años, es el máximo sacerdote del santuario tokiota de Yasukuni, donde se honra a los más de dos millones de caídos por Japón entre 1853 y 1945, incluidos los militares que lucharon al servicio del emperador.


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.efe.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear