PUBLICIDAD

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


La familia del hondureño Carlos Membreño vivió siempre de la producción de café, pero la roya que ataca las plantaciones de ese grano los abatió tanto, que terminaron dedicándose a la ganadería y a la siembra de maíz.

Quizá eso dio pie para que Membreño, productor, no de café sino de cine, y guionista, le rindiera un homenaje a los productores hondureños del aromático con la película "Café con sabor a mi tierra", rodada en seis lugares de Honduras, Alemania y España, que desde la semana pasada se está proyectando con éxito en los principales cines de su país, a cargo de Sin Fronteras Estudios.


¿Te gustó la nota?



Fuente: www.efe.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear