PUBLICIDAD

El perrito no podía caminar y aunque tardaron 6 horas en bajar la montaña, lograron encontrar ayuda.


Lo que parecía ser un divertido viaje de excursión a la montaña terminó siendo un improvisado rescate para Tia Maree Vargas, una mujer que había ascendido al Table Rock en Idaho, Estados Unidos, para tener una tarde de aventura al aire libre.

PUBLICIDAD

Pero todo cambió cuando iba subiendo. Resulta que cuando la chica estaba bastante lejos de la base de la montaña, vio a una familia que trataba de ayudar a un perrito Springer Spaniel inglés perdido. Se había caído por un precipicio y estaba tan herido que no podía caminar.

Era evidente que necesitaba ayuda veterinaria urgente.

Pero como estaban en medio de las montañas, la única forma de encontrar a un especialista era caminar una gran distancia cargando al perro de 25 kilogramos.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Tia tenía claro que la mascota necesitaba ayuda y no lo dejaría morir allí, así que se armó de valor y lo cargó en sus hombros, decidida a llevarlo a un veterinario, ya que nadie más que ella tenía la condición física para hacerlo.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Pero el camino no sería fácil, la nieve había borrado el rastro de la subida y la chica junto al perro y la familia que lo había encontrado se perdieron entre los cerros dos veces. Incluso se puso a llover, pero fue la excusa perfecta para que Tia se tomara un descanso.

PUBLICIDAD
Puso al perro sobre su cuerpo y juntos se acostaron sobre una roca.

El padre de la familia notó el agotamiento de la chica y lanzó una broma para animarla que, afortunadamente, dio resultados. Después de decirle una oración, ella se puso de pie con el perro y siguieron descendiendo la montaña.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Seis horas después, Tia finalmente logró llevar al cachorro al veterinario más cercano, donde recibió tratamiento médico por sus lesiones y su familia fue contactada a través del número que aparecía grabado en la placa de su collar. Ellos definitivamente estaban felices de saber que Boomer, como se llamaba el perrito, estaba sano y salvo, pues pensaban que lo habían perdido para siempre.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

¡Definitivamente fue muy afortunado!

¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.upsocl.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear