Ayer por la noche nos quedamos de piedra ante una de las noticias más devastadoras que hemos visto en los últimos años para el mundo de la tecnología. Donald Trump ha prohibido a cualquier empresa americana mantener relaciones comerciales con Huawei ante las sospechas no demostradas de que participa con el gobierno chino para la […]

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



Ayer por la noche nos quedamos de piedra ante una de las noticias más devastadoras que hemos visto en los últimos años para el mundo de la tecnología. Donald Trump ha prohibido a cualquier empresa americana mantener relaciones comerciales con Huawei ante las sospechas no demostradas de que participa con el gobierno chino para la obtención de información. Huawei lleva años sin poder vender en Estados Unidos, pero esta decisión le va a afectar a nivel global, pues sus teléfonos ya no podrán beneficiarse de ninguna de las características de Google, como Goolge Play, YouTube, Gmail o actualizaciones del sistema.

En muchas ocasiones hemos dicho que Android se trata de un sistema operativo de código abierto y eso es cierto, pero hasta cierto punto. El problema es que esta decisión afectará a Huawei a nivel global, tanto a sus dispositivos actuales como a los que están por llegar. Es por eso que hace poco nos hicimos eco de que la compañía estaba desarrollando su propio forck de Android: KirinOS.

Huawei ya no podrá trabajar junto con Goolge ¿Qué pasa ahora?

Como hemos dicho, el problema es que Google, como empresa americana que es, no podrá entablar ningún tipo de negocio ni de comunicación con Huawei ante la prohibición de Donald Trump. Esto no prohibirá que la marca china utilice Android como sistema operativo, pero sí tal y como lo conocemos hoy en día. En Android, todas las versiones que vienen instaladas en nuestros teléfonos, llegan bajo los servicios de Google, con Play Store para poder instalar apps, los parches de seguridad de Google y su suite de aplicaciones.

Con estos detalles que han confirmado tanto desde Reuters como desde The Verge, Google ya no podrá ofrecer ningún soporte de hardware o software a Huawei en próximos dispositivos, por lo que esta decisión afecta a todo el mundo, no solo a Estados Unidos. Esto significa que los próximos teléfonos de Huawei no contarán con Play Store ni con aplicaciones como YouTube, Gmail o cualquier otro servicio de la gran G.

Puede que muchos no veáis esto como un duro golpe, mientras lleven Android, podremos instalar esas aplicaciones por otros métodos. El problema es que hay mucha gente que eso no lo sabe y que se verá afectada fuertemente por esta medida, lo que causará que Huawei caiga estrepitosamente. Todavía no hemos podido escuchar las declaraciones de la marca, pero estaremos atentos frente a cualquier cosa que comenten.

Antes hemos dicho que Android es un sistema de código abierto, sí, por eso existe AOSP (Android Open Source Project), una versión a la que puede acceder cualquier persona, que no cuenta con ninguno de los servicios de Goolge, algo así como una custom ROM antes de instalar las GApps, más o menos. No sabemos como acabará la cosa, pero a Huawei le ha costado mucho esfuerzo poder codearse entre los mejores y esto puede hacer que su división móvil se desplome en muy poco tiempo.

Por supuesto, esta medida no solo afecta a Google, sino a cualquier empresa norteamericana, por lo que tampoco llegaremos a ver ningún teléfono de Huawei con un procesador de Qualcomm o lo que es peor, ningún ordenador más con un procesador fabricado por Intel. Una catástrofe lo veamos por donde lo veamos.

¿Te gustó la nota?


Fuente: www.proandroid.com
Compartir Compartir Twittear