PUBLICIDAD

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


Un estilo de vida saludable puede prevenir el mal de Alzheimer y otros tipos de demencia senil aun cuando haya propensión genética hacia ese tipo de enfermedades, halló un estudio. Los que tienen una alta susceptibilidad genética y además deficientes cuidados de salud son tres veces más propensos a sufrir de demencia senil comparado con quienes tienen poca susceptibilidad genética y hábitos saludables, dice el estudio publicado este domingo.


¿Te gustó la nota?



Fuente: www.eluniverso.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear