PUBLICIDAD

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter


¿Un piercing en los labios vaginales, el pene o los testículos? A más y más gente le gusta. Pero no solo es doloroso, sino que también puede tener consecuencias negativas. Actualmente los pierciengs en el ombligo o la nariz no son nada del otro mundo. ¿Qué hay de aquellos ubicados en zonas íntimas? El profesor de Psicología en la Facultad de Medicina de Hamburgo, Erich Kasten, en su libro "Body Modification" trata, entre otras cosas, lo que impulsa a la gente a modificar su cuerpo a través de los piercings. Piercings íntimos


¿Te gustó la nota?



Fuente: www.eluniverso.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear