PUBLICIDAD

El PSOE condiciona cualquier paso que pueda darse en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado para debatir sobre financiación autonómica a que el Gobierno presente su propuesta de reforma y cumpla así con «su obligación», según afirma el portavoz socialista en la Cámara Alta, Ander Gil. Esta postura supone que el grupo desoiga la petición del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de comparecer en la comisión para defender su fórmula. Un paso en el endurecimiento de su discurso hacia Madrid que parece no haber dado resultado puesto que el PSOE quiere que sea el Ejecutivo central el que tome la iniciativa en esta cuestión. En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, Gil ha explicado que es al Gobierno a quien corresponde presentar su propuesta para cambiar el modelo, algo que «a fecha de hoy» no ha hecho, por lo que en su opinión no habría «mucha materia que debatir en la comisión» si ahora se convocara. En estas condiciones, ha instado al Ejecutivo a «cumplir con su obligación» y poner sobre la mesa su oferta para «a partir de ahí» abordar «el resto». A su entender, «el primer paso, lógicamente» tiene que partir del Gobierno porque de lo contrario «difícilmente vamos a poder debatir sobre algo concreto». Lerma critica que no se convoque Después de estas manifestaciones, el senador valenciano del PSOE Joan Lerma ha tratado de suavizar el hecho de que se haya ignorado la propuesta de Puig y ha afirmado que los socialistas quieren escuchar en el Senado a los presidentes autonómicos, aplaudiendo así la iniciativa del jefe del Consell. En un comunicado, ha criticado además que la Mesa de la comisión General de Comunidades Autónomas no se haya reunido todavía para fijar una sesión en la que Ximo Puig exponga su propuesta, descargando la responsabilidad en el PP. «Mantienen la inacción en el Senado que va en paralelo a su irresponsabilidad en el Gobierno, que se comprometió a presentar un nuevo sistema en 2017 y aun no ha presentado nada», ha señalado. Los populares, por su parte, ha asegurado que no tienen problema con convocar la Mesa y que ésta fije una sesión en la que comparezca el presidente de la Generalitat, si bien la comisión no se ha reunido en las tres semanas que han transcurrido desde la petición de Puig. En declaraciones a Europa Press, Juan José Imbroda, presidente de Melilla y presidente de la comisión de General de Comunidades Autónomas aseguró la semana pasada que convocaría a la Mesa en los próximos días para tratar la financiación autonómica, aunque defendió los avances logrados en la materia y apuntó a que la sesión podría ser redundante: «Lo estamos valorando, a lo mejor es hablar más sobre lo mismo, es clavar el mismo clavo».


¿Te gustó la nota?

PUBLICIDAD


Fuente: www.abc.es
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear