La fábrica de Borgo Panigale se la jugará con cuatro GP20 la próxima temporada en busca de un título que se les resiste desde el de Stoner en 2007.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



Después de tres temporadas consecutivas firmando el subcampeonato con Dovizioso, Ducati se prepara para atacar el dominio de Márquez la próxima temporada. Con el nuevo curso recién estrenado, la casa de Borgo Panigale ya baraja sus cartas y la primera jugada ha consistido en dotar de cuatro GP20 a sus pilotos, tanto a los del equipo oficial como a los del Pramac, para presentar en la parrilla un póker que aspire a todo dentro de un año donde, de nuevo, el piloto de Honda comenzará como el rival a batir.

Con Dovizioso, Petrucci, Miller y Bagnaia dotados de material oficial, el objetivo en Bolonia es reconquistar un título que se les escapa desde el de Stoner en 2007 y esta apuesta es un claro ataque al campeón, en un año marcado en rojo para volver a ganar. No sólo para la fábrica, sino también para sus pilotos, ya que, por lo menos, el segundo asiento oficial está en el aire. Pero esa es una cuestión que se irá resolviendo en base a los resultados de la próxima temporada. Ahora lo primordial es conseguir material competitivo y los italianos, a priori, parten de una buena base.

La GP19 ha sido una de las monturas más completas de la parrilla durante el último curso y desde el seno de la fábrica de Borgo Panigale no piensan en ninguna revolución para llegar a su objetivo. ¿Es la mejor opción? "Las ganancias no son tan grandes como queremos", aseguró la punta de lanza de este proyecto, Dovizioso, después de las últimas pruebas en Jerez. Pese a la mejora que han experimentado, el piloto de Forlí asegura que deben "estudiar y analizar más toda la información para dar un paso más en el futuro" y quizás, ese paso, sea el necesario para dar caza a Márquez y la Honda.

Pese a la ausencia de "puntos negativos" en las novedades de la Desmosedici, no una revolución pero sí un gran cambio puede ser necesario durante el largo invierno que se espera en Bolonia y una vez se apagué el semáforo el próximo 8 de marzo en Catar, de todo lo que ocurra sobre el asfalto "la mitad de responsabilidad será de la fábrica y la otra mitad de los pilotos". Las sensaciones de 2019 postulan a Dovizioso y Miller como grandes protagonistas pero no hay que olvidar que Petrucci se juega el sitio y Bagnaia su confirmación como piloto de la categoría reina. La partida acaba de comenzar en Ducati y se siguen repartiendo las cartas. Todavía hay mucho en juego?

¿Te gustó la nota?


Fuente: as.com
Compartir Compartir Twittear