El esloveno se quejó amargamente de su decisión del final de partido, un triple mal ejecutado cuando estaban cerca de empatar ante los Knicks.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



Luka Doncic consiguió su mejor anotación en un partido de la NBA, 38 puntos (además de 14 rebotes y 10 asistencias), ante los Knicks, pero su equipo perdió. El jugador esloveno no estuvo tan fino como sus números dictan y falló en la acción decisiva del encuentro: lanzó un triple desde casi el centro del campo con veinte segundos todavía en el reloj de posesión y ese fallo impidió que los Mavericks empataran el encuentro. 

Tras terminar, ya en el vestuario, Doncic hizo examen de conciencia y se mostró muy exigente consigo mismo ante los medios de comunicación: "No me importa que haya hecho la mejor anotación de la temporada, he tomado una muy mala decisión. No era el tiro que estaba buscando. He dejado tirado al equipo otra vez". Palabras que hablan no sólo de su compromiso sino del papel que tiene como líder de franquicia

Rick Carlisle, durante la rueda de prensa, mencionó de pasada la gran actuación de Doncic centrándose en Kristaps Porzingis, que aportó 28 puntos en su mejor partido como 'maverick' hasta el momento: "Cuando un jugador hace lo que él ha hecho con alguien como Doncic al lado, algo muy bueno va a ocurrir".

¿Te gustó la nota?


Fuente: as.com
Compartir Compartir Twittear