PUBLICIDAD

Fue el 5 de febrero de 2011 en el Camp Nou. También le marcó en el Calderón. De Gea, eso sí, le ganó al Barça en e primer partido en el que se enfrentó al Barça.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



Messi siempre tiene una estadística para equilibrar cualquier dato negativo. Lleva más de seis años sin marcar un gol en cuartos de final de Champions, pero sabe hacerle goles a David De Gea. Hasta hat-tricks. El 5 de febrero de 2011, el Barça se impuso con facilidad al Atlético en el Camp Nou. El 3-0 llevó la firma de Messi. En el primero (16') dejó con el molde a Ufjalusi y Perea y definió desde el balcón del área con un tiro raso inalcanzable para De Gea. En el segundo (28') se asoció con Villa, el balón le quedó muerto en el área y la picó con suavidad ante el entonces portero del Atlético de Madrid, que comenzaba a ser una figura en el panorama mundial. Finalmente, ya en el segundo tiempo (78'), De Gea salvó una acción de Villa y el crack de Rosario, atento, firmó un hat-trick que le ponía ya en 24 goles en LaLiga. Messi pudo hacer el cuarto, pero De Gea le hizo un paradón después de un cabezazo del argentino a centro de Maxwell.

No fueron los primeros goles que Messi le hacía a De Gea. En el partido de la primera vuelta en el Calderón, el Barça ganó 1-2. Messi volvió a ser decisivo. Hizo el 0-1 (12') y, nada más empatar el Atlético con gol de Raúl García, botó un córner que Piqué aprovechó para hacer el 1-2. Sólo hay una buena noticia para De Gea en sus enfrentamientos con el Barça. El 14 de febrero de 2010 jugó su primer partido ante los azulgrana y el Atlético ganó 2-1 gracias a los goles de Forlán y Simao. Ese día, Messi se quedó seco.

De Gea y Messi nunca han estado frente a frente en el fútbol de selecciones. El madrileño jugó en el Wanda ante Argentina el año pasado pero Lionel no jugó aquel partido que sí vio en el palco y que terminó con un escandaloso 6-1 para la selección, aquellos días, de Julen Lopetegui.

¿Te gustó la nota?



Fuente: as.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear