PUBLICIDAD

Cormier se proclamó campeón de los pesados en el UFC 226. Igualó a McGregor como único con dos títulos simultáneos y retó en el octágono a Brock Lenar.

PUBLICIDAD

Los acontecimientos se solaparon en el UFC 226. Daniel Cormier grabó su nombre con letras de oro en la historia de la compañía. Es el segundo luchador, tras McGregor en el UFC 205, que logra ser monarca de dos categorías a la vez. Llegó a Las Vegas como campeón del semipesado y salió del T-Mobile Arena con otro título, el del peso pesado. Para conseguirlo rompió todas las apuestas: noqueó al campeón, Stipe Miocic, en el primer asalto. Ensalzando su hito. La noche ya daría para varios capítulos de su biografía, pero DC quiso un paso más y mandó subir a Brock Lesnar al octágono. Allí le retó. El excampeón subió, le empujó y dejó a los aficionados encendidos. Otra gran pelea está en el horno.

En media hora la UFC vivió uno de los mayores vuelcos de su historia. Antes de que Miocic y Cormier entrasen en escena, apareció un invitado inesperado: Brock Lesnar. La leyenda de la compañía no estaba previsto, pero tomó asiento sólo para ver el estelar. Una clara provocación para el ganador. Una vez ocupó su silla en primera fila pasó a un segundo plano, era lógico. La atención era para los dos protagonistas de la noche. Miocic salió confiado a cerrar los huecos a Cormier, a quien le costó el primer minuto. El campeón le había encerrado contra la jaula, y tardó otro minuto en salir.

Cormier leyó a su rival y se soltó. Tenía 15 centímetros y 15 kilos menos que Miocic, pero no se achantó. Se fue adelante, acortó la distancia y le devolvió a Miocic la presión contra la jaula. Empate. Cormier siguió llevando el ritmo con su jab, que siempre entraba en el rostro del campeón, pese a la clara desventaja de tamaño. Miocic, antes, había conectado dos manos duros. DC no las sintió y siguió a la suyo. Quedaban 30 segundos y Comier se abrazó a Miocic, vio un resquicio en su guardia y sacó una derecha directa al mentón del campeón. Cayó desplomado y Cormier se fue con todo. 4 minutso y 33 segundos ese será el tiempo para la historia, el mismo que necesitó DC para ganar.

Su alegría era clara, acababa de hacer historia: campeón de dos categorías de manera simultánea. Tenía muchos factores en contra y todos los rompió con esa derecha. Estaba crecido y lo mostró cuando tomó el micro. Era el momento de completar el círculo, llamó a Lesnar y este subió. Encantado de sumarse al show, era lo que buscaba. Lo primero que hizo fue empujar al nuevo campeón. Con rapidez les separaron y Lesnar aceptó. Renovó su contrato con la WWE antes de WrestleMania 34, pero todo apunta a que SummerSlam (20 de agosto) será su útlima aparición en el wrestling antes de regresar a las MMA. Su camino parece claro, Cormier se lo dejó claro. Cormier vs Lesnar: al 2018 todavía le queda su combate del año.

Conoce todos los resultados del UFC 226

¿Te gustó la nota?



Fuente: as.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear