El club abrió las puertas del Sánchez Pizjuán para el entrenamiento previo a la visita al Villamarín y más de 5.000 sevillistas acudieron a animar a los suyos.

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



El Sevilla se pegó un baño de masas en toda regla en la matinal de este sábado con un entrenamiento parcialmente abierto para sus aficionados. De hecho, la única parte que no se pudo seguir in situ fue el calentamiento, puesto que a las 11:30 ya se abrieron las puertas de la grada de Gol Norte del estadio para que los aficionados dieran su aliento a los suyos.

La afluencia hizo que se tuviera que abrir también la grada alta, lo que cifra la asistencia al entrenamiento en unos 5.000 sevillistas. Y el entrenamiento no estuvo exento de sustos, ya que se pudo ver como Vaclik tenía que retirarse del césped sin poder apoyar el pie izquierdo.

El portero checo realizó una salida por alto y en la caída se torció el tobillo de su pierna izquierda, teniendo que ser atendido en el césped primero y posteriormente retirándose a los vestuarios con la ayuda de dos miembros del cuerpo técnico. Visto lo visto, el checo es duda en estos momentos para el partido en el Villamarín.

¿Te gustó la nota?


Fuente: as.com
Compartir Compartir Twittear