PUBLICIDAD

El conductor se conmovió al conocer la historia del pequeño que con su familia está realizando una campaña para juntar el dinero necesario para emprender el tratamiento

Seguínos en Facebook

Seguínos en Twitter



"Hola Marcelo Tinelli, quiero ir a tu programa y te quiero desafiar a jugar un partido de básquet con los ojos vendados. Te apuesto lo que quieras a que no me ganás", dijo muy seguro en un video Aaron Alostiza. De inmediato el conductor respondió: "¡Aceptado! Además te voy a dar un fuerte abrazo".

El video de Aaron le mandó a Marcelo Tinelli (Crédito: Facebook)

El pequeño tiene diez años, es de Rosario y tiene Retinopatía del Prematuro con grado 5 de ceguera. Su pedido al conductor no incluye solo la ilusión de conocerlo y estar en televisión, sino la posibilidad de una nueva vida: él y su familia esperan que su visita a ShowMatch los ayude a dar a conocer su caso y poder viajar a China para emprender un tratamiento con células madre que podría hacer que el pequeño recupere progresivamente su visión.

En diálogo con Teleshow Mirena, su mamá, explicó que el nene percibe algunas luces prendidas o de linternas, pero que hace unas semanas tras una consulta en Buenos Aires se enteraron que está cerca de perder un ojo: "Volvimos en el tren, tristes, angustiados y pensamos, '¿si le mandamos un mensaje a Tinelli?'. Ese día arrancaba el programa, empezamos a compartir en las redes, a pedir a la gente que etiquete y comparta y se fue dando".

Es que Aaron tiene turno para viajar a China a emprender un tratamiento con células madre para el 9 de septiembre. El costo es de 50 mil dólares y la familia está haciendo de todo para reunir el dinero, pero dadas las últimas noticias, decidieron intentar acelerar la colecta para viajar cuanto antes.

Jugador de básquet, Aaron tiene un hermano mellizo, Dylan. Ambos nacieron prematuros y con muy bajo peso (1,050 y 1,250 kilos), por lo que tuvieron que estar en neonatología, con respirador y oxígeno unos tres meses. "Eso te altera la retina, a él se le fue desprendiendo, no se le había terminado de desarrollar, era muy finita", recordó con tristeza su mamá.

Aaron y su mamá Mirena

Desde que su hijo nació, Mirena y su marido Leandro buscaron alternativas que le permitieran tener una mejor calidad de vida. La idea de viajar a China surgió luego de ver el caso de Renzo Oliva, que fue a Asia a iniciar el tratamiento. La decisión se tomó en familia: "Le preguntamos a él si quería hacerlo, porque él va a poner el cuerpo y va a tener el cambio. Dijo que sí, pero que si no funcionaba era feliz como es".

A partir de ese momento abrieron su página de Facebook Abramos el corazón por una luz para Aaron y comenzaron con una campaña solidaria que incluye rifas y festivales, con el objetivo de reunir el dinero (hasta ahora juntaron 20 mil dólares). La solidaridad y la energía de la gente los ayuda a juntar fuerzas para seguir adelante. "Hasta los nenes chiquitos vienen con su bolsita de tapitas de plástico para vender", dijo la mamá del pequeño, entusiasmada.

Saben que lo que viene no será fácil, pero están dispuestos a tomar el riesgo. El tratamiento en China, al que Aaron irá con sus papás mientras sus hermanitos lo esperan en Rosario, dura quince días: "Es con células madre que sacan de su propia sangre, las filtran y se las insertan en la columna, para que viajen hasta el nervio óptico y se regenere la retina. Hay que hacer estimulación en el nervio óptico para poder poner las células y que eso avance. No va a venir de allá viendo, la evolución es día a día, hay que ser constante, te dan medicamentos, kinesiología y él tendrá que adaptarse y volver a aprender todo de nuevo".

"Somos nuevos en esto, no me imaginé en la vida hacerlo. Pero, ¿qué no hace uno por  un hijo?", dijo Mirena que desde que su bebé nació, sueña con el día en que él pueda verla.

"Cuando nos enteramos que no iba a ver, no sabíamos qué hacer. Empezó estimulación cuando tenía cuatro meses, siempre buscamos cosas y nunca hicimos diferencia con el hermano, son los dos iguales y los dos pueden hacer todo, siempre les damos lo mejor para que puedan hacer lo que ellos quieran y que tengan un buen futuro", contó su mamá. Los mellizos además tienen un hermano más chico, Gian, de cinco años.

Que Aaron haya invitado a Tinelli a jugar al básquet no es causal. Desde muy chico juega en el club Tiro Suizo. "Es hiperactivo", dijo Mirena, que contó que al nene le gusta trepar, tocar la flauta y como a todos los chicos de su edad, jugar con el celular o la computadora. Él y su mellizo van al quinto grado del colegio Santo Tomás de Aquino y lo acompaña una maestra integradora. Además, una vez por semana asiste a una escuelita social.

Cuando se enteró que el conductor de ShowMatch le había respondido su pedido, saltó de la felicidad y le dijo a sus papás que iba a ganar: "Está ilusionado con la idea de ir al programa, lo miramos siempre y él, escucha".

Mientras esperan el llamado de LaFlia para viajar a Buenos Aires y estar en el piso del ciclo, continúan trabajando en la campaña. "Aaron sabe lo que se viene  y se lo tomó bien, tiene los pies sobre la tierra y sabe que es un tratamiento, que es un proceso y lo tiene muy claro, es bastante maduro para su edad", dijo Mirena y cerró: "Tenemos fe".

SEGUÍ LEYENDO

Los cuadernos del Bailando que conmovieron a Marcelo Tinelli: Elda tenía 88 años y anotó día a día lo que pasó en el programa

Fanático de Boca, de pintar y de jugar con ladrillos: Matías, el nene de siete años que necesita un corazón y que conmovió a los famosos

La lucha de Mauro Szeta y su nieto, diagnosticado con Asperger: "Por culpa de la humillación de los colegios, él no pudo empezar las clases"

Famosos unidos para ayudar a Santino: un nene de tres años que tiene que viajar a China para recuperar su vista

¿Te gustó la nota?



Fuente: infobae.com
Noticias Relacionadas
Compartir Compartir Twittear